Vamos a buscar las esferas del Dragón.

 Dragon Ball como ya todos sabemos (o casi todos) es un anime/manga creado por el japonés Akira Toriyama que en sus inicios narraba las aventuras de un pequeño niño de origen saiyajin con una fuerza increíble, viajando para encontrar las famosísimas esferas del dragón.

Me atrevería a apostar a que si no viste la serie, al menos tuviste una vaga idea de quién era este personaje. Logo Dragon Ball

En mi caso particular, crecí viendo las aventuras de Gokū (sí, así se llama el personaje, no Dragon Ball) y sus amigos. Fue algo que marcó mi nfancia, y creo que la de muchos. Jugamos a buscar las esferas del dragón y nos reímos al ver los intentos fallidos de algunos que querían convertirse en un súper saiyajin.
Hasta hace algún tiempo creí que todos esos recuerdos se quedarían en el pasado, pero fue en el 2013 que Toei Animations me regaló un pedacito de felicidad estrenando Dragon Ball Z: La Batalla de los Dioses, inmediatamente mis expectativas se elevaron hasta lo más alto, esperando sólo lo mejor de la película, todo era miel sobre hojuelas, sobre todo cuando se anunció que la película estaría doblada con las voces originales de los personajes.
Por fin llegó el tan anhelado 30 de marzo, corrimos a ver la película con la nostalgia a flor de piel, quitamos a los mocosos de las filas en los cines y… Bueno, para mi sorpresa, y la de muchos, la película “no fue lo que se esperaba”, observé como muchos fans salían decepcionados de la sala de cine, incrédulos de que su tiempo de espera no hubiese sido recompensado.
Siendo honesta, la película cumplió con lo que yo esperaba; diversión y lucha como en los viejos tiempos, hay que ser realistas, no se podía explotar más la creación de Akira sin que esta se viera forzada y como el mismo creador lo dijo “Debido al tiempo que ha pasado, se me han olvidado muchas cosas”.
Ahora, casi dos años después vieneDragon-Balln a nosotros con una nueva entrega de Dragon Ball, esta vez trayéndonos a uno de los villanos favoritos; Freezer. Prometiendo poner en tal peligro al planeta que nuestros héroes no tendrán más opción que dar lo mejor de sí en la batalla. Además de una nueva serie, que hasta el momento tiene asegurados cien capítulos.Mi recomendación personal es, nuevamente, no elevar demasiado las expectativas, la nueva producción y la mejor animación no garantizan la calidad del contenido. Dragon Ball fue y será una de las mejores series que he podido ver en mi vida, pero también es un concepto que ha sido explotado por muchos años, y todo, por servir, se acaba. He de aceptar que si sigo viendo las creacioes de Toriyama es debido a mi orgullo saiyajin que me pide a gritos no lo deje morir.
No quiero ni pienso perderme las próximas entregas de Dragon Ball, pero mis momentos favoritos, serán por mucho “los viejos tiempos”.

Screen Shot 2015-07-06 at 10.05.32 PM

Use Facebook to Comment on this Post