TOMEMOS LOS CÓMICS EN SERIO- ¿Qué es el cómic?

Garfield

Garfield

Todos en algún momento de nuestras vidas hemos leído un cómic. A pesar de ello, y aunque no lo creamos, el concepto es difícil de definir. La mayoría de las personas te dirán que se trata de caricaturas impresas, y estarían por supuesto en un error. Y es que el cómic culturalmente tiene un sinfín de connotaciones negativas que lo tachan de un medio de expresión infantil, mismas que nos complican su definición. Tal vez en esta ocasión sería más fácil comenzar a decir lo que no es un cómic.

 

100 headed woman

La mujer de 100 cabezas de Max Ernst

Comencemos tirando el muro más alto: Los cómics no tienen que ser caricaturas forzosamente. Claro, la manera más común de hacer un cómic es con caricaturas pero en realidad cualquier grupo de imágenes pictóricas podría servirnos para hacer uno. Pueden ser fotografías, pinturas, etc. Sólo basta con que estén ordenadas de manera secuencial y que a través de eso nos digan un mensaje. Tenemos ejemplos en los cómics mainstream como Kingdome Come de DC cómics en donde cada panel es una pintura al óleo o podemos irnos hasta las pinturas de Max Ernst, pintor Dadaísta que contaba historias por medio de imágenes secuenciales como “La mujer de 100 cabezas”. Ernst por cierto, dudo que supiera que estaba haciendo un cómic.

 

El cómic no es una forma menor de literatura, es decir, no son libros con “dibujitos”. A pesar de que los cómics nos tienen que transmitir un mensaje no es necesario contar con palabras para que sea un cómic. Realmente un cómic tiene más que ver con las artes plásticas que con la literatura, ya que sin las imágenes pictóricas un cómic no podría existir.

 

Diagrama

Ciertos diagramas utilizan el formato del cómic aunque no lo sepan.

Como comenté, la palabra cómic regularmente tiene una connotación infantil pero dicha concepción es falsa. El cómic (así como la música, la pintura, y el teatro) es simplemente un medio de expresión, una manera de transmitir un mensaje. El mensaje, será responsabilidad del autor del mismo. Entonces podemos concluir que la diversidad de los mensajes es infinita. De hecho, un cómic ni siquiera tiene que contar una historia, puede explicar los pasos a seguir para operar una maquinaria, armar una casa de campaña, etc. Aunque lo más común es que a muchos de estos cómics los llamen “diagramas”. (¡Bah! Siguen siendo cómics)

 

Así como un cómic no necesariamente es infantil, un cómic tampoco es arte en sí. ¿Puede serlo? Claro que sí. ¿Tiene el potencial? Definitivamente. Así como hay cómics que tienen una clara ambición artística, también hay cómics que simplemente son el equivalente a una película palomitera o una canción de fiesta. La cualidad de arte se le dará si el mensaje cumple con ciertos requisititos estéticos, no por el hecho de ser un cómic.

 

Entonces ¿Qué es el cómic? Si realmente quieren una definición yo usaría la de Scott McCloud “Conjunto de imágenes yuxtaposicionadas deliberadamente en secuencicia con la intención de proveer información y/o producir una reacción estética en el receptor” aunque el mismo McCloud ha dicho que encuentra la definición algo estrecha para definir algo tan grande. Supongo que basta con decir que es un medio de expresión gráfico que tiene sus reglas propias y diferentes. Autores como Alan Moore han probado que el cómic expresa de maneras diferentes a las de otras artes, expresa cosas que de otra manera serían imposibles. Si todos aceptamos las oportunidades y limitaciones del cómic, tomándolo como lo que es, un medio de expresión diferente, poco a poco podremos ir rompiendo esos paradigmas en los que el cómic es el hijo bastardo de la literatura y la pintura. El tema, nos da para mucho más.Kingdom come Shazam

Use Facebook to Comment on this Post