TOMEMOS LOS CÓMICS EN SERIO ¿Por qué nadie se da cuenta de que Clark Kent es Superman?

Mis amigos saben que leo cómics y cada determinado tiempo, siempre hay uno al que se le ocurre preguntar ¿No te parece ridículo que la gente no reconozca a Clark Kent cuando no trae sus anteojos? ¿No es ridículo que la gente no sepa que Clark Kent es Superman? Cada que me hacen esa pregunta, me lo dicen con ese aire altanero de “encontré el hilo negro”. También siempre piensan que son los primeros que me lo dicen.

     Siempre les digo que hay varias respuestas: La fácil, la complicada y la propia. Estoy mintiendo por supuesto, la verdad es que ninguna de las respuestas es fácil, tampoco existen solamente 3. Lo que sí es que regularmente mis amigos quieren que comience por darles la respuesta complicada:

 

La versión complicada

     En mi opinión, la versión complicada es la que usan la mayoría de los escritores. Muchos han intentado explicar esto de la identidad secreta de Clark argumentando muchas cosas. Unos han dicho que Clark usa ropa de una talla más grande y que cambia su voz una octava, unos dicen que nadie piensa que Superman necesite una identidad secreta (que siempre es Superman), y me parece haber leído por ahí que algún escritor puso que los lentes de Clark estaban hechos de algún material kriptoniano especial, la verdad no recuerdo. El punto es el mismo, realmente estas versiones no terminan de convencer a la mayoría de la gente.

 

La versión propia

     Tomo aire antes de decirles la versión propia. Es complicado. Primero que nada debemos saber que Superman fue creado por dos anti sociales llamados Jerry Seigel y Joe Shuster, ellos eran aficionados a las revistas de ciencia ficción y eran prácticamente el estereotipo de nerd a los cuales bulleaban. Eran geeks antes de que se inventara la palabra y eran geeks antes de que fuera socialmente aceptado. Creo que en algún punto de su inconsciente, crearon a Clark Kent de una manera casi masoquista y resaltando las características por las cuales ellos eran rechazados. Nadie pensaría que alguno de ellos dos pudiera ser alguien como Superman, y creo que también de manera inconsciente los lentes de Clark son una metáfora poderosa: La gente no tiende a ver por debajo de la primera capa.

 

La versión fácil

     La versión fácil parece ser la más complicada de comprender: Superman es un personaje ficticio, deja de medirlo con parámetros reales. Y es que de entre todos los poderes, las resurrecciones y las victorias imposibles es triste que la gente piense que lo más increíble de todo son los lentes. Grant Morrison lo dice: los niños no tienen ese problema, los niños saben diferenciar entre la realidad y la ficción. Algo nos sucede cuando crecemos.

 

Estoy seguro de que con estos puntos podrás hacerle comprender a quien te hace esta pregunta que está viendo las cosas de una manera equivocada. No se trata de que te expliquen todo, no se trata de que sea real, sinceramente, ya tenemos mucha realidad como para contagiársela a la ficción. ¿No te lo parece?

Una cosa es segura, Martha Kent tenía razón cuando le dijo a Clark que no podía usar una máscara. La máscara asustaría a las personas, la gente debía de ver la bondad en los ojos de Clark para que la gente pudiera confiar en él.

Superman Gary Frank

Use Facebook to Comment on this Post