¿Por qué la secuela de The Dark Knight Returns no funcionó?

EL LEGADO HISTÓRICO DE THE DARK KNIGHT

 

THE DARK KNIGHT RETURNSThe Dark Knight Returns es uno de los mejores y más importantes cómics de superhéroes de la historia. Este cómic, escrito por Frank Miller, fue lanzado a la venta en 1986 y nos cuenta una historia en la que Bruce Wayne regresa a ser Batman después de varios años de retiro. Cuando regresa se da cuenta que el mundo ha cambiado, los villanos son más violentos y las figuras de autoridad ya no respaldan las acciones de un vigilante.

En este cómic podemos ver, entre otras cosas, el último enfrentamiento entre Batman y el Joker que sirve como entremés para el plato fuerte: La pelea de Batman Vs Superman. No es que Superman y Batman no se hayan enfrentado antes, simplemente fue la primera vez en la que ambos estaban completamente conscientes de sus actos; cada uno representaba un lado de la justicia diferente, puntos de vista encontrados, la ley contra lo justo.

En fin, el punto es que este cómic (junto con algunos otros) cambió mundialmente la manera en la que veíamos a los superhéroes. A través de los diálogos rompe-madre, un fino detalle del contexto social y un arte grotesco* que va de la mano completamente con la historia, Frank Miller nos mostró a uno de los mejores Batman que se han escrito; un sádico y determinado hijo-de-puta cuya visión de justicia va más allá de las leyes y está dispuesto a incitar la anarquía para probarlo.

 

ENTONCES ¿POR QUÉ LE FUE TAN MAL A LA SECUELA DE ESTE CÓMIC?

 

The Dark KnightResulta que en el 2002, DC Comics contrató de nuevo a Frank Miller para escribir y dibujar una secuela de este afamado título. Esta nueva historia se sitúa 3 años después de la historia original y nos cuenta la lucha de Batman por intentar librar al mundo de la tiranía política y mediática que Lex Luthor Brainiac ejercen en el mundo. Para esto, Batman tiene que convocar a varios de sus compañeros superhéroes como Flash, Atom, Green Arrow Green Lantern ya que Lex y Brainiac chantajean a Superman, Wonder Woman Captain Marvel (Shazam) para estar de su lado. A pesar de que el mismo Frank Miller escribió este cómic, las reseñas de esta secuela fueron de malas a mediocres. ¿Cuál fue el problema? Bueno, pues resulta que hay varios.

El primer problema es que introduce varios personajes nuevos a la trama y no se toma el tiempo de explicarte las motivaciones de cada uno. Recordemos que Flash, Atom, Wonder Woman, etc. son versiones diferentes a las que conocemos y actúan de manera muy diferente. Al no tener explicaciones previas uno comienza a leer y piensa cosas como “Eso no haría Flash”, “Wonder Woman no haría eso”, etc.

Otra cosa que fue muy mala fue la pésima manera en la que trató a Superman. Mientras que en el cómic pasado la pelea entre Superman y Batman era una lucha de ideales en la que cada uno de ellos tenía la razón desde su punto de vista. Aquí vemos puras peleas en las que Batman parece un sádico intolerante y Superman un esclavo del imperio al cual Lex y Brainiac puede mangonear a su antojo. La esencia de la batalla de ideales se pierde por completo.

Sin embargo creo que el peor problema de todos es Batman. Resulta que el Batman de Frank Miller siempre ha sido el mismo, en el primer cómic es un sociópata y aquí….pues lo sigue siendo. Es un Batman narcisista que piensa que tiene la razón por sobre todas las cosas y sobre todos los argumentos que alguien le pueda dar. El problema es que en el primer cómic tenía la razón y en el segundo no. Esta secuela nos hizo darnos cuenta que este Batman raya en lo psicótico y que no era capaz de ver los errores en sus actos. Y tristemente, por esta razón NO CREO QUE FRANK MILLER DEBA VOLVER A ESCRIBIR A BATMAN.

Y es que Frank Miller tiene una idea torcida de lo que es Batman. Claro, en la primera historia funcionó porque supo ponerlo en un contexto social ideal para que este sociópata fuera el héroe dentro su historia, pero conforme las historias de Miller fueron avanzando nos dimos cuenta de que este Batman no es el Batman “definitivo” que muchas personas piensan que es. Basta con leer All Star Batman & Robin para darnos cuenta. Los diálogos que en un principio eran directos y rompe-madre en un contexto actual se ven cursis y forzados. “I’M THE GODAMM BATMAN”.

En fin, este año tendremos la tercera parte que completa la historia de The Dark Knight Returns, esperemos a ver si el Batman de Miller sigue siendo o no un sociópata.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

*Uso la palabra grotesco en contexto de su significado artístico. Es decir, en el que en una obra de arte se puede encontrar belleza estética a través de lo que podría considerarse “

Use Facebook to Comment on this Post