3.- TOMEMOS LOS CÓMICS EN SERIO- Buen casting, mal casting.

Como fans, es normal que estemos al tanto de quiénes serán los actores que interpretarán a nuestros personajes favoritos de los cómics en la pantalla grande. No solo estamos al pendiente de esas noticias, muchos de nosotros incluso seguimos de cerca el entrenamiento de Ben Affleck para convertirse en Batman o de Gal Gadot en su camino por ser Wonder Woman. Lo cierto es que regularmente somos personas apasionadas en nuestras opiniones, es por eso que todos nosotros en algún momento hemos dicho frases como: “¿EN QUÉ CARAJOS ESTABAN PENSANDO AL CONTRATAR A ESE ACTOR?”. Realmente algunas veces parece que las compañías de Hollywood están ciegas y no hacen bien su trabajo, pero… ¿realmente es así?

 

El físico no lo es todo

 

     Navegando en los grupos de fans, me he dado cuenta que la mayoría de las personas basan su opinión acerca de un casting basados en el parecido físico del actor con el personaje. Suena lógico, uno espera que el actor que interpretará a Flash se parezca a Barry Allen. Sin embargo, siento que hay que ser cuidadosos con este punto, no basta con tener a un actor bien parecido para interpretar a alguien, se necesita de un actor que tenga el talento y la dedicación para traer a la vida a personajes tan ricos y subestimados como los de los cómics. Tomemos a The Rock como ejemplo. Cuando se anunció que sería Black Adam tuvo generalmente una buena aceptación por parte del público, siendo honestos es una decisión que a mí me preocupa. A pesar de que The Rock tiene un increíble parecido físico con su personaje, basta con ver la mayoría de reseñas de sus películas para darse cuenta que The Rock no es un buen actor y lo que más me preocupa es que regularmente The Rock no escoge bien sus películas. Temo por el futuro de Shazam.

Caso contrario es el de Ezra Miller quien fue rechazado en su mayoría por las redes sociales al enterarnos de que sería The Flash, no solo por el hecho de sus rasgos físicos sino también por unas fotos que fueron difundidas en donde él aparece con maquillaje de mujer; “Ese marica no es Flash” se decía. Curiosamente muchas de las personas a las cuáles no les pareció esta decisión jamás han visto una película de Ezra, si lo hicieran, se darían cuenta de que es un gran actor y yo en lo personal tengo mucha curiosidad en ver lo que hará con el personaje. Pero, ¿hasta qué punto es saludable cambiar los rasgos físicos de un personaje tan bien establecido? ¿Hay algún límite?

The Rock Black Adam

 

Ahora resulta que la Antorcha Humana es negra

 

     La mayoría de personajes de los cómics fueron creados hace varias décadas, fueron creados en una época donde no existía una gran diversidad racial en la ficción, es por eso que tenemos a tantos superhéroes blancos. En estos días, los estudios han hecho un esfuerzo por mejorar la diversidad racial en las películas a costa de algunos personajes. Siento que hay pros y contras. Estoy a favor de cambiar la raza de un personaje si este cambio beneficia a la película, a la franquicia o al mismo personaje. Sin embargo también creo que hay personajes que son parte importante de nuestra cultura, personajes que ya son parte de nuestro imaginario colectivo y no deben de ser cambiados.

Un ejemplo de un buen casting fue el de Samuel L. Jackson en su papel de Nick Fury. Si bien es cierto que ya existía un Nick Fury negro en el universo Ultimate de Marvel, el estudio tomó una buena decisión al irse por este camino. Otro buen  ejemplo es el de Will Smith en el papel de Deadshot, creo que Will Smith tiene bastante carisma y puede aportar al personaje. Por otro lado no creo que Michael B Jordan le aporte al personaje de la Antorcha Humana. Tenemos ahí un caso en que el cambio racial no benefició al personaje, de hecho, la relación con su hermana blanca se vuelve confusa.

Es importante entonces, analizar cada caso para saber si se hizo un buen trabajo de casting. Tenemos que fijarnos en el físico, claro, pero también debemos de fijarnos en la trayectoria y la calidad del actor y sumarle el factor “taquilla”, es un hecho que hay actores que venden más entradas al cine que otros. Si balanceamos estos conceptos, podremos formarnos una mejor opinión acerca de eso que nos encanta opinar y tal vez esas decisiones de los estudios no nos parezcan tan tontas después de todo. O tal vez sí…digo…Nicholas Cage es Ghost Rider, ¿no?

Human Torch Michael B Jordan

Use Facebook to Comment on this Post